Semana 2 Jueves

«Ay de ustedes también, porque imponen a los demás cargas insoportables, pero ustedes no las tocan ni siquiera con un dedo !.» (Lucas, 12, 46).

Mañana

Te alabo Padre por esta mañana que nace y me llama a construir el mundo, aportando lo mío, que es único e irrepetible.

Quiero vivir hoy siendo fiel en el trabajo a mi propia originalidad a mi forma de ser más auténtica.  Despertame del letargo, impulsame a mi misión.

Gracias por todos los acontecimientos vividos en mi pasado que enriquecieron mi vida y fueron forjando mi presente. Hoy veo la trama que tejiste a pesar de mis rechazos, incomprensiones y negaciones. 

No permitas que mis máscaras y temores me oculten mi verdadero rostro y silencien mi vocación y llamada más auténtica. ¿Por qué me oculto tantas veces Señor y me olvido de mi prójimo? ¿Por qué me escondo?

Que no viva desvinculado de la vida de quienes comparten su trabajo con el mío, ni adormecido por la rutina de mis tareas, instalado en los caminos conocidos, que muchas veces mantienen estructuras injustas y pesadas. Que seamos co creadores de la vida.

Dame de tu pan Señor para ser levadura. Transformame en ofrenda viva.

Medio día

Fuerza, lucha, trabajo, sudor … 
miedo, tensión, stress … 
¡rápido, rápido, rápido … !
es urgente, se vence … ¡ya!, 
hay que poder … (tengo que poder)
más, más, más … y más !!!   
me exijo … me exigen …
te exijo … me exigen …
me parto … me quemo …
me agoto … me exigen …

Dame paz, Señor. Que sepa amarme

Saná en esta pausa del día mi stress, mis heridas, mis enojos y ofensas, para que no los traslade a quienes trabajan a mi lado, ni me castigue por ellas a mí mismo. 

Llueva tu paz como rocío en todo mi cuerpo, inundándome y renovando mis energías. 

Bendecí y curá en mi interior mis miedos, culpas y complejos irracionales, que dificultan mis relaciones, quitándome libertad y transparencia y me alejan de los hombres, impidiendo que me vincule y ame en plenitud. 

Madre, derramá tu gracia y bendición, santificando mis manos y mi espíritu por esta jornada laboral. Dale trabajo a los desocupados y pan a los hambrientos. ¿Qué puedo hacer por ellos, qué hacen ellos en mí?

Dame alas para volar y desplegar toda mi creatividad y soñar … soñar que puedo ….

Tarde

Te alabo Espíritu, señor y dador de vida, por los dones recibidos en esta jornada que fui forjando con mis manos y en especial por ……………. 

Gracias por la grandeza de la vida … 

Te ofrezco mi cansancio y los esfuerzos de este día.   

Tomá mis anhelos e ilusiones.  

Son tuyos, consolame y fortificame en mi camino.  

Llevame a que viva mi trabajo con libertad todo cuanto sea posible, cultivando mi espíritu, descubriéndome y estando atento a las necesidades de mi comunidad de trabajo. 

Enseñame a tomar decisiones desde mi interior y llevando a cabo lo decidido. Que no me quede en las ilusiones y fantasías infantiles. Llevame a forjar.

Que esté afectivamente vinculado a las personas, para hermanarme con todo el ánimo, compartiendo el dolor,  las lágrimas y las horas oscuras, como también los momentos de alegría y fiesta.

Llename María con las gracias que brotan de tu santuario. 

Artículos relacionados

Semana 1 Jueves

«El viento sopla donde quiere: tú oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo sucede con todo el que ha nacido del Espiritu.» (Juan, 3, 8) Mañana Padre, gracias por esta mañana llena de energía y espíritu que renueva el milagro de tu presencia. Gracias por tantos dones recibidos.…

Semana 2 Lunes

«Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. […] Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. […] Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios» (Mateo 5,…

Semana 4 Jueves

«Pero un samaritano que viajaba por allí, al pasar junto a él, lo vió y se conmovió. Entonces se acercó y vendó sus heridas, cubriéndolas con aceite y vino; después lo puso sobre su propia montura, lo condujo a un albergue y se encargó de cuidarlo.» (Lucas,  10, 33-34). Mañana Padre, gracias por el día…

Semana 3 Martes

«Dios es amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios en él.» (1 Juan, 16). Mañana Padre, gracias por el día que nace y canta con muchas voces y me despierta a construir un mundo mejor. Enseñame a estar atento a los matices, lo frágil, lo sencillo, lo que pasa…

Semana 3 Lunes

«Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque él miró con bondad la pequeñez de su servidora.» (Lucas, 1, 46-48).